Dockline Blog

Back to Dockline

Sin límites - Una película Mercury

Be Inspired
play video

Para las personas con discapacidades serias, la vida diaria puede ser un gran reto, y pasar tiempo de calidad sobre el agua puede parecer algo prácticamente imposible. Pero el capitán Mick Nealey pretende cambiar eso pasando sus días ayudando a que quienes tienen discapacidad recobren un poco de independencia y disfruten del océano por medio de Tranquil Adventures, una empresa marina que responde las necesidades únicas de quienes viven con tales retos.

Nacido en Florida, Nealey ha pasado sin parar la mayor parte de su vida sobre el agua, y tiene gratos recuerdos de navegar y pescar con su familia cuando era niño. Estar sobre el agua era una fuente de alivio y terapia para el capitán Mick, quien sobrevivió a la polio a la edad de 2 años y ahora vive con síndrome postpolio, el cual ha disminuido su movimiento, pero no su determinación. Así que para Nealey, ayudar a otros a que superen los obstáculos para disfrutar del agua es algo realmente personal.

“Si viviera el dolor y la fatiga crónica del síndrome postpolio estaría muy deprimido”, dijo Nealey. “¡Todo está en cómo lo mires! ¿Ves el vaso medio vacío o medio lleno? Tengo un vaso y es rellenable. Estar sobre el agua es mi analgésico. Ver el viento y las olas, mientras superviso el clima y me encargo de mis invitados, mantiene mi mente lejos del dolor. Cuando estás en el agua, esta se lleva la presión de las articulaciones: es como ser ingrávido. Prácticamente estás libre de dolor durante ese tiempo". 

Nealey siempre ha encontrado consuelo al estar sobre el agua. Si bien su discapacidad no ha sido un obstáculo grande en su vida, él ha visto de primera mano cómo las discapacidades de algunos de sus amigos afectaron su libertad para ser tan activos como querían. Cuando era más joven, Nealey compartió sus ambiciones de convertirse en capitán de chárter y administrar su propio negocio. Varios de sus amigos expresaron un deseo de disfrutar el tiempo sobre una lancha, pero su dependencia de las sillas de ruedas hizo que subir a una fuera prácticamente inaccesible para ellos. Estas frustraciones inspiraron a Nealey a crear Tranquil Adventures and Active Disabled Americans. Desde entonces, Nealey ha dedicado su vida a crear aventuras para los estadounidenses con discapacidad, brindándoles un muelle y buque accesible para sillas de ruedas, y paseos personalizados que se ajustan a las necesidades y deseos de sus pasajeros. Desde pescar y hacer excursiones hasta nadar y hacer kayak, la compañía de Nealey, con oficinas centrales en Key Largo, brinda un entorno relajante e inintimidatorio para todos sus clientes.

Para Nealey, dar tranquilidad y comodidad a sus invitados mientras están sobre el agua es primordial. Ha pasado varios años equipando su lancha con funciones clave que permitan a los usuarios de sillas de ruedas y a personas con problemas de movilidad tener la oportunidad de disfrutar el océano sin las barreras comunes de equipo. Desde el espacioso muelle abierto hasta el elevador de silla para que la gente entre y salga del agua, Nealey ha hecho que navegar, pescar y nadar sea más accesible. Y si no hay una solución ahí mismo para sus invitados, Nealey encuentra la forma de tenerla. Cuando surge un reto, Nealey se pone a trabajar y crea herramientas que permiten que sus clientes disfruten de su día.

Por medio de subsidios de The Christopher Reeve Foundation, The Woody Foundation y Mercury Marine, además de donativos, Nealey puede ofrecer paseos gratuitos para veteranos y personas con discapacidades. Él espera que su trabajo inspire a otros a superar sus reservas y salgan a estar sobre agua.

James “Woody” Beckham

A la edad de 22 años, James “Woody” Beckham sufrió una lesión que cambiaría su vida para siempre. Beckham estaba compitiendo en un juego de rugby para la Universidad Atlántica de Florida en enero del 2011 cuando una lesión de médula espinal grave lo dejó paralítico desde el pecho. Con el transcurso de los meses, durante la rehabilitación de Beckham, su familia comprendió que era necesaria una organización que ayudara a mejorar las vidas de quienes vivían con parálisis, además de las vidas de sus cuidadores. De este modo, se formó The Woody Foundation

.

The Woody Foundation, fundada en julio del 2011, sensibiliza y recauda fondos para la parálisis y otras discapacidades a través de donaciones y sus cuatro eventos anuales. La Fundación, a su vez, apoya a varias organizaciones, incluyendo al Jackson Rehabilitation Hospital, donde Woody recibió atención hospitalaria por dos meses durante su rehabilitación. The Woody Foundation también recauda fondos para crear y obsequiar “Woody Packs” gratuitos a quienes tengan función limitada en las manos. El Woody Pack está lleno con 20 dispositivos seleccionados personalmente por Woody, entre los que se incluye un tenedor adaptable, una funda para teléfono adaptable, una bolsa lateral para silla de ruedas, un portaidentificador retráctil y otros dispositivos prácticos que ayudan a que las personas con parálisis recuperen su independencia. La realidad es que algunos de estos objetos no están cubiertos por el seguro, pero son necesarios para que quienes padecen de una lesión en la médula espinal mantengan la normalidad en sus vidas.

El capitán Mick Nealey y Beckham se conocieron hace unos años a través de su compromiso mutuo con las organizaciones benéficas para discapacitados. Woody agradeció lo que estaba haciendo el capitán Mick a través de su servicio de chárter y sin fines de lucro, y desde entonces los dos han colaborado juntos para hacer que las aventuras en el agua sean accesibles para usuarios en silla de ruedas.

Beckham usa su actitud intrépida para inspirar a los demás, con frecuencia está acompañado de amigos como Josh Knight cuando sale con el capitán Mick. Knight sufrió una herida de bala durante un asalto, dejándolo paralizado de la cintura para abajo. Josh y Woody se conocieron durante una sesión grupal para víctimas de lesiones de médula espinal, y Woody lo invitó a un día en el agua con el capitán Mick. Si bien al principio él no estaba seguro, Josh aceptó participar a regañadientes. Era la primera vez que Josh había estado en el agua desde que perdió el uso de sus piernas, así que se sentía muy reticente. Sin embargo, con la experiencia del capitán Mick en lesiones de médula espinal, sus preocupaciones se disiparon. Ahora, Knight suele salir a pasear sobre el agua con el capitán Mick y Woody.

“Para mí, es la camaradería, es la conexión, es reaclimatar y solo hacer cosas normales”, comentó Josh. “No podría ir al gimnasio y jugar básquetbol como lo hacía antes, pero allá afuera podemos juntarnos a pescar o a relajarnos. Es revitalizante e inspirador porque estás participando activamente en algo”.

El mar ha sido una fuente de regeneración, terapia y camaradería para el capitán Mick, Woody y Josh. Y lo más importante, los inspira a rechazar activamente el miedo y el status quo en la búsqueda de rellenar sus vasos.

¿La historia del capitán Mick te inspiró? ¿Conoces a alguien que absolutamente y sin excepción debe estar sobre el agua cada minuto disponible porque eso es lo que son? Quizás su único medio de transporte es una lancha. Alguien que busca su propio tesoro secreto, ya sea la libertad o el escape, pescando o pasando tiempo con los demás. Quizás su pasión por el agua es tan fuerte como su pasión por ayudar a los demás o al ambiente. Alguien que está en paz sobre el agua, que ha superado batallas o está trabajando por conseguir sus sueños.

En Mercury, sabemos que cada motor que desarrollamos está destinado a una historia especial. Ahora estamos buscando a personas con esas historias, aquellas que llevan las historias a la vida. Antes del 30 de septiembre de este año, comparte con nosotros alguna historia favorita sobre alguien que se adapte a la imagen de Go Boldly, y tu nominado y/o tú pueden ser incluidos en nuestra serie de videos y entradas de blog de Bold Story. Haz clic aquí para compartir tu historia.

Back to Dockline
https://www.mercurymarine.com/es/ca/dockline/unbound--a-mercury-film/